domingo, 24 de junio de 2012

Violación a la privacidad

Hace unas semanas tuve la desafortunada experiencia de recibir en el buzón de mi correo electrónico  una carta dirigida a mi noblísima persona de parte de la candidata Josefina Vázquez Mota y de su partido, el hecho me molestó mucho, sin embargo, no hice nada... sólo una intrascendente queja en el muro de mi facebook.

Hoy después de casi haberlo olvidado y de estar a 8 días de las elecciones precidenciales, leí lo que en definitiva demuestra que tanto el PAN como el PRI no tienen escrupulos cuando se trata de pelear por el poder (seguramente también el PRD); hablo de la respuesta que Iván Escamilla (Secretario Académico del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM) dirigió a Peña Nieto tras, al igual que yo, haber recibido en su correo personal una carta presuntamente escrita por EPN invitándolo a votar por él y su partido.

La respuesta que Ivan redacta me parece tan elegantemente correcta y elocuente que me he tomado la libertad de compartirla por este medio, esperando que ni Iván ni su esposa Paula, que tanto quiero y admiro, se molesten por esto, acá les dejo el texto:

Estimado Sr. Peña Nieto:

Me tomo la molestia de contestarle (que en otra circunstancia me evitaría) por dos razones. La primera es que no sé cómo obtuvo su partido una base de datos de correos de investigadores, profesores universitarios y trabajadores de la cultura y el arte, porque me he enterado que en las últimas horas varios colegas míos han recibido correos "personalizados" como el que usted me ha enviado. ¿Quién se las proporcionó? ¿cuánto pagaron por ella?¿habrán reportado ese gasto, claramente ilegal, al IFE? Al respecto quiero decirle que considero su correo una violación inadmisible a mi privacidad, puesto que jamás he proporcionado ni mi consentimiento ni mis datos personales (como mi dirección de correo electrónico) para recibir sus mensajes. Absténgase de seguir contactándome de esta o alguna otra manera, pues de lo contrario me reservo mi derecho de actuar legalmente según considere conveniente para la protección de mi privacidad.

La segunda razón es que quiero dejarle perfectamente claro que no votaré por usted ni por los demás candidatos de su coalición. De hecho me ofende profundamente que considere que por recibir un mensaje con un contenido intelectualmente tan pobre como el suyo me convencerá de votar por su partido. Con ello simplemente me demuestra que tanto usted como la gente que lo apoya tienen un enorme desprecio por quienes desde el medio académico intentamos aportar con nuestro trabajo al avance de nuestro país. Creer que con tan deleznables argumentos, falsas promesas y mezquinas invocaciones al egoísmo como las que contiene su carta se puede comprar a una conciencia crítica solo sirve para delatar a una mentalidad profundamente autoritaria y cavernaria. No me extraña descubrirla en usted, ni mucho menos en su partido. Soy historiador y gracias a ello sé perfectamente que usted y quienes lo respaldan representan la peor tradición antidemocrática y corporativa de este país, la misma que durante setenta años hizo todo lo posible para "educarnos" en la sumisión cobarde y conveniente a un poder corrupto que se fingía benévolo hasta que a los ciudadanos se les ocurría exigir democracia, derechos y un modelo socioeconómico más justo. Ahora confían ustedes en que la nostalgia por el "orden" del Antiguo Régimen nos hará renunciar a lo que a lo largo de ya casi cuarenta años han conseguido varias generaciones en lucha contra el autoritarismo y la desigualdad. Me dan pena los medios tan burdos que emplean ustedes para conseguirlo, como su mencionado correo. O acaso será que, al enviar esos mensajes, nos está queriendo demostrar desde ahora que su gente sabe todo acerca nosotros y que nos tiene perfectamente vigilados, por si acaso se nos ocurre seguir siendo críticos de usted y de todo lo que representa. Sepa usted que, si su verdadero objetivo es amedrentarme, no lo está consiguiendo, y que por el contrario, me confirma aún mas en mis opiniones y en mi decisión acerca de mi voto el próximo 1 de julio.

Dicho todo lo anterior, me despido deseando lo mejor no para usted, sino para nuestro país.

Con un atento saludo,

Iván Escamilla

viernes, 8 de junio de 2012

Desde Oaxaca también #Yo soy 132

Estoy contenta:

Mientras he crecido, aprendido, madurado y pasado pruebas bastante difíciles, los demás jovenes mexicanos también lo han hecho, durante estos tiempos en que México parece recaer en vez de mejorar... aun así han salido del letargo:

 "¡ya basta!"
 "¡quiero mejorar a mi país!"

Algunos exageran un poquito creyendo que un mecías, por medio de un "milagro", nos va a resolver la vida. Creo que el sólo hecho de haber alzado la voz con esa vehemencia crítica merece que me sienta orgullosa de todos ustedes!

Por un cambio en México!!!!

viernes, 25 de mayo de 2012

A través de la animación canadiense

 Pasando Yagul... el maguey entre la maleza.

Son muy pocas las oportunidades que tienen todos aquellos visitantes… 

No conocer más allá de las estructuras turísticas y de consumo de Oaxaca es por demás triste y decepcionante...

El trabajo me lleva a los lugares más recónditos de esta tierra escarpada...

Ahí donde las artesanías o el olor snob de los viajeros extranjeros no reposa, ahí donde no hay carretera y uno regresa del viaje con la cabeza zangoloteada por el caprichoso suelo, donde el paisaje es exquisito y no pasa nada más que las águilas y los zopilotes revoloteantes.

Ni un sólo vehículo forastero, sólo el maguey… y nosotros los del INAH.

En ocasiones la necesidad de dedicarme completamente a la plástica me genera arranques momentáneos donde lo que grita mi corazón es  “!mándalos a chingar a su madre¡”. Sobre todo al regresar de estos viajes que paradójicamente sólo son posibles mediante mi actual ocupación como restauradora.

En realidad lo poco estable de mi cabeza estos últimos meses me ha arrebatado el hambre por ver, saborear y reconocer lo vasto de este pequeño planeta en que vivimos, por ello cada día añoro un poco mi pasado, otro poco mi probable futuro y otras veces mi seguramente verdadero futuro, donde hay, hubo o habrá más pasión y curiosidad de vivir. 

Otras únicamente pienso en los amores que han poblado mi corazón y otras en los amores que me convenían y no amé.

Otras simplemente me quedo anonadada viendo lo verde de las montañas, con esa casita pequeña de lámina que equilibra la composición en la imágen natural que se desdobla frente a mis ojos… luego de un minuto, cuando la imagen pasa tras de mi...gracias a los 120 kilómetros por hora con que se mueve la camioneta donde viajo... me doy cuenta que la cámara fotográfica se quedó olvidada entre mis dedos (con pena reconozco que no podré ser fotógrafa nunca).

Es así que estoy aquí intentando reconstruir las imágenes de hoy, ya cumplí con mis obligaciones de pseudoautosuficiencia, por lo que me doy permiso de fumar marihuana y beber una cerveza mientras escribo... 

De vez en vez le dedico una mirada furtiva a esos 3 litros de mezcal artesanal que me compre durante el recorrido, luego con la culpa del alcohólico… retiro la mirada.

Mezcalería a un lado del río de San Juan del Río, Tlacolula Oaxaca

Finalmente, como no soy buena con las conclusiones me permito sustituirlas por unos videos de Norman McLaren, mismos que me inspiraron a escribir, es así que esta efímera publicación termina compartiendo dos de sus videos.

Que los disfruten:




 De último momento, me decidí por cambiar el segundo video de McLaren por uno de Chris Landreth:


Una muestra de lo que ha hecho la National Film Board of Canada. Adios

jueves, 29 de marzo de 2012

De lo que recuerdo al ver la superficie del café que bebo


Como siempre que se me atoran las ideas para escribir, busco a quién no se le atoran y leo, es así que de nuevo me paré en la superficie de la luna cuadrada, eso si... con una buena taza de café espumoso, para tranquilizar mis ganas de beber una pinta de Cosaco con su sutil toque de cafeína.



Eso del café se me está haciendo vicio, como si no tuviera suficiente ya con los que tengo bien cimentados. Los vicios “también pueden ser psicológicos” me dijo aquel doctor de confianza mientras revisaba la tremenda toz que me dio un día por conjuntarse mi adicción al cigarrillo y los malditos virus de la gripe que andan pululando por el aire.

Si efectivamente eso es verdad, entonces cualquier hábito puede ser un vicio, dependiendo del nivel de afectación que éste desencadene en la persona; por lo que me he dado a la tarea de averiguar cuales son mis vicios inconscientes.

·         Recordar
En el primer lugar en la lista de popularidad de mis hábitos nocivos esta esa maldita costumbre de recordar las cosas dolorosas, aunque en general recuerdo de todo, son los recuerdos dolorosos a los que les concedo regresar más veces a mi cabeza, ¿Con qué finalidad? Según yo, recordar este tipo de cosas reduce, en la estadística de mi vida, la probabilidad de “tropezar dos veces con la misma piedra”, ahora que lo recapacito y me doy cuenta que eso no sucede y que más bien es un recurso de flagelación con lo que logro mantenerme lo más amargada posible sobre la superficie de la tierra.



·         Llegar tarde
Tras de mi cargo con cientos de personas, sino es que miles, que me odian por ser impuntual; es el lastre que cargo a todo lugar al que llego, a toda persona que conozco y cito en algún punto geográfico. Una vez David Estrada (extraño amigo con el que llevo una relación amor/odio) me dijo: “es que tu cerebro es más rápido que tu cuerpo, por eso siempre crees que puedes hacer un montón de cosas en bien poquito tiempo”, no se si sea esa la verdadera razón, pero lo que si sé es que en plena ceremonia pomposa de graduación alguien (frente a todos, incluso frente a mi madre) se tomó la molestia de premiarme con el título “Miss Retardos” (ahí en mi casa defeña tengo una Barbie dorada de factura china con el título grabado en el cuerpo en color negro). Al recibirla y volverme a mi lugar en el auditorio mi madre me preguntó: “¿Por qué te dieron eso?” y yo le respondí: “es que nadie me pudo domar”.



·         Alegar
Tengo el don divino de la “alegata”. Y es que puedo ir por la calle en cualquier horario, bajo cualquier clima, dentro de cualquier circunstancia (incuso la más incómoda) y si alguien cercano a mi, sea conocido o desconocido, emite algún juicio que me parezca estúpido… no tardo en abrir mi bocota!!!
Para comprobarlo pueden preguntarle a mi “íntima amiga” Sandra Martínez, misma que casi sufre derrames cerebrales por mi culpa, porque además hago uso del recurso de la burla para enfatizar el desacuerdo, y como a ella no se le da eso del control emocional, siempre terminaba a grito pelado frente a mi, manoteando y escupiendo su saliva al infinito y más allá.   



O cómo olvidar mis peleas con “Toño Toner” porque no quería desayunar si no había lechita deslactosada para su All Brain de la mañana, o con Diego Gaytán cuando decía con toda la seguridad del mundo que “La Última Cena” había sido pintada por Miguel Ángel y no por Da Vinci. O el mismo David Estrada, con el que discutía ñoñeses profesionales y hasta el aire se me iba de los pulmones de la intensidad de la discusión.
Seguro hay más, pero por hoy ya estuvo bueno de reconocer cosas ocultas de mi persona.



Este post lo dedico a mis compañeros encrynos, de los que tanto me quejé pero que ahora extraño. (Excepto a Sandra que está loca enserio)

lunes, 20 de febrero de 2012

¿Qué soy para ti?


Mujer saliendo del psicoanalista. Remedios Varo (1960)

Hazme llorar con la verdad... pero no me destruyas con la mentira

Ya me puedo considerar dentro del grupo de personas al que le han roto el corazón; la tristeza es tal que sólo (en mi caso) la puede superar otra tragedia : Omitida;  ya fue mi primera vez y siento pánico de que un día... el día que recupere la esperanza y la fe en el amor... me vuelva a pasar.

Haber nacido en una sociedad donde las explicaciones científicas resuelven prácticamente todos nuestros problemas espirituales se me ha vuelto un obstáculo; cómo le explico a mi corazón que no existe la compañía desinteresada en la libido, que cuando te engañan "alomejor" SI te quieren pero NO te quieren.

Si el amor es parte de un proceso hormonal que funciona para poder lograr la mezcla genética y así mantenernos vivos como especie en el planeta ¿entons luego qué?? Debo de resignarme y creer que si no estoy ovulando no hay lugar para un abrazo, un te quiero, una de esas cosas intangibles y no biológicas que no se ven reflejadas en la transmisión genética. ¿Donde quedó el cariño y la preocupación desinteresadas y auténticas? ahora sólo queda el dolor del desengaño.

El amor es psicológico, cultural, religioso, temporal, etc .... yo he crecido creyendo no en el amor eterno pero si en la fidelidad y en la pareja de DOS! También se que uno no puede vivir de sopa todos los días, luego se antoja una ensalada, o una buena carne, probar con distintas parejas es educativo, rico y sano.

Entons ¿por qué no sólo dejarlo ir?, ¿por qué duele tanto?, ¿por qué gastar tanto tiempo de la vida dando detalles, poemas, cartas, recaditos, comentarios amorosos si no más es "coger" el punto y nada más!?

Tengo heridas y mucha desesperanza, luego de muchas luchas mi premio fue el engaño, lo extraño es que a diferencia de otras veces, no siento odio, ni rencor, sólo profunda tristeza.

Aun así he decidido olvidarme del suicidio, ya que hay que gente que me necesita, y también he decidido perdonar, ya que tanta maldad no debe nunca estar dentro de un ser humano.

Hoy quiero reaccionar al contrario de siempre (aunque a veces por minutos cambio de opinión), y aunque me duele el agresor tras las heridas hechas, lo afrontaré, aquí lo hago! Me voy a demostrar a mi misma que la putrefacción en el mundo es porque las personas quieren y no porque sea así, que SÍ SE PUEDE CAMBIAR PARA MEJORAR, aunque el amor no exista.... tu llanto en mi casa en otro día ya no me conmovió, te perdono... pero vete y no voltees la mirada hacia atras... ya no estaré ahí.

miércoles, 12 de octubre de 2011

De la Laudería a la Restauración de instrumentos musicales en México

 Encontrar una razón para incursionar en el mundo de la conservación, y aún más específico, en la conservación de instrumentos musicales, es algo que seduce a cualquier melómano; sin embargo, dentro de mi corto recorrido en estos menesteres de la conservación los instrumentos musicales se requiere algo más que entusiasmo, se requiere de una actitud responsable, abierta al diálogo y a la crítica, de tiempo (todo el que se pueda), y sobre todo de un pensamiento crítico para estudiarlos.
Inmiscuirse en el contexto de la restauración de instrumentos permite conocerla mucho más y desarrollar opiniones que enriquecen nuestra visión de ella; por ende, visitar y recorrer algunos talleres de laudería y construcción de instrumentos musicales representa uno de los primeros acercamientos al mundo creativo, evolutivo y económico de la profesión que se ha encargado de la conservación, restauración y mantenimiento de los instrumentos de la música, antes incluso que surgiera la conservación propiamente dicha. En México, la laudería ha sido una actividad poco desarrollada, a diferencia de Europa donde el campo de acción y de oferta-demanda es mucho mayor,  situación que ha forjado a todos los lauderos mexicanos de manera distinta, y que al mismo tiempo hace de la laudería un campo interesante para  estudiar y conocer su evolución.

Los instrumentos antiguos

 
Miniatura de las Cantigas de Santa Maria
 La revalorización actual de la música antigua ha hecho que los intereses de las personas se enfoquen en conocer los procesos constructivos tradicionales, así como el estudio del desarrollo de la laudería a través del tiempo, conjuntándolo estrechamente con estudios sobre la época y su contexto en su más amplia expresión. Situación que colocó a  la conservación de instrumentos musicales antiguos como una actividad necesaria a partir del siglo XX hasta la actualidad; al mismo tiempo, la demanda en las reproducciones de instrumentos para ejecutar piezas antiguas ha representado un reto para los lauderos, que han tenido que entregarse a la investigación y al dialogo con especialistas de distintas áreas para lograr construir instrumentos de calidad y lo más cercanos a su tiempo, fomentando el surgimiento de otras ramas en el conocimiento musical.
 Rabel y bandurria
      Algunos lauderos mexicanos opinan que la clave para la construcción de calidad (no importa si el instrumento es antiguo o no) es la experiencia y la habilidad manual, seguida de la elección de una buena madera; esto quiere decir que la herramienta, los materiales y la destreza del laudero son lo que han definido y definen hoy al oficio.


Daniel Guzmán

Vihuela realizada por Daniel Guzmán, fotografía Daniel Guzmán
 Una experiencia verdaderamente agradable e integral fue haber visitado al laudero Daniel Guzmán en su propio taller, su amplia experiencia dentro del campo de la restauración así como de la laudería creó un ambiente de libertad y confianza, donde se expresaron diversidad de temas y anécdotas profesionales que han forjado la historia del maestro laudero. Después de llegar y presentarnos,  saltaron a nuestra vista una variada cantidad de estuches negros colocados cuidadosamente sobre el suelo del taller, Daniel  nos comentó sobre la suerte que teníamos de haber coincidido con la presencia de estos estuches, que en su interior contenían varios instrumentos de cuerda, mismos que acababan de presentarse una exposición en el Festival de Guitarra RadioUNAM. Presuroso comenzó a sacar instrumento por instrumento, mientras describía sus características, materiales y un poco de su historia particular.
     Fue así que en la mesa de trabajo, frente a nosotros, se comenzó a bosquejar improvisadamente el desarrollo de la guitarra en el tiempo mediante reproducciones actuales; exactamente no recuerdo cuantos instrumentos desfilaron ante mis ojos, pero el recorrido histórico de ellos comenzó con las guitarras más antiguas (medievales) cuyo tamaño era considerablemente reducido si se les comparaba con las guitarras contemporáneas; había también una vihuela, y enseguida una guitarra renacentista, una barroca, otra romántica, hasta legar a las últimas, que eran más contemporáneas, aunque siempre con inspiración medieval en los decorados y las formas.
 Foto de Quitra laudería en el Festival de guitarra RadioUNAM

       Aunque lo verdaderamente importante en estos instrumentos eran los elementos que producían el sonido, no pudimos escucharlos ni ejecutados; sin embargo, Daniel Guzmán puntualizó algunas aspectos importantes en cuanto a su acústica, señalando que el tamaño de los instrumentos antiguos era más pequeño porque no se ejecutaban en lugares grandes ni para mucha gente como ahora, y que más bien con el paso del tiempo se requirieron instrumentos de más volumen, lo que hizo que las cajas de resonancia aumentaran su tamaño.
      Otras características constructivas apreciables en estos instrumentos fueron, además del tamaño, que entre más antigua era la guitarra no presentaba mecanismos metálicos en los clavijeros, por el contrario se usaban clavijas de madeja incrustadas en agujeros hechos en la paleta. Si uno observa instrumentos antiguos, puede darse cuenta que la mayor parte de las veces tenían trastes móviles, sin embargo, sólo uno de los instrumentos que teníamos frente tenía los trastes móviles, le resto lo tenía fijo (cuestión de practicidad y para observar que se trata de una reproducción cercana más no exacta, ya que esta característica fija es más tardía); también las cuerdas por practicidad se pusieron metálicas y/o de nylon, en vez de tripa cómo antes.
        Conforme Daniel nos mostraba guitarras más modernas la cintura se ceñía más, también los hermosos rosetones de pergamino colocados en la boca iban desapareciendo. Finalmente se nos presentó una jarana, que es muy similar a la vihuela o a la guitarra barroca pero de mucho menor tamaño, esta fue construida toda cedro rojo, es decir que tanto el mástil como la tapa costillas y caja de resonancia (entre otros elementos) eran del mismo tipo de madera, excepto sus clavijas (que eran de zapote) y sus cuerdas de nylon.
      A pesar de que los instrumentos vistos eran modelos inspirados en instrumentos antiguos, siempre se identificaron modificaciones que los hacían diferentes de los originales; la dificultad de encontrar los mismos materiales que en la antigüedad, así como las nuevas exigencias estéticas y acústicas, permitieron realizar cambios en el diseño y empleo de materias primas. Daniel Guzmán aprendió a hacer sus diseños basándose en lo que podía ver en fotografías o grabados, menciona que era casi imposible conseguir planos, además de no ser fidedignos al original; por ello se permitió optar por la utilización de materiales distintos, comerciales y nacionales.
 Plano del constructor Antonio de Torres (tapa armónica)

      La madera que más usa en el taller es el jabín, maple (acolchado, ojo de pez y común), ébano para decorados, mástiles, puentes, diapasones y rosetas, aunque hay otros tipos de maderas muy usadas. Básicamente y de manera general las maderas que conformaban a los instrumentos de los estuches negros que nos mostraron eran: abeto para las tapas, palo santo para las cajas de resonancia, caoba para los brazos, algunas veces se sustituyó el ébano de los puentes con palo de rosa (aunque esta última ya casi no la usa porque está en peligro de extinción), y pergamino para rosetones.
        Y cómo todo buen restaurador, nos metimos hasta la cocina (metafóricamente), y pudimos conocer las herramientas más usadas, las cuales no difieren mucho de las de un carpintero o ebanista; había cepillos, lijadoras, formones, serrotes, prensas de muchos tipos, bancos de trabajo, herramientas de medición como cintas métricas, compases, tablones y en general mucha madera,   adhesivos, brochas, pinceles, etc.
Finalmente, mientras bebíamos un café la charla de Daniel derivó en contar un poco sobre su historia en la ENCRyM y en sus anécdotas profesionales, en cómo a base de prueba y error ha crecido enormemente en el oficio que tanto ama.

Luis García

Clavecín

       El siguiente taller de laudería visitado fue el de Luis García, reconocido por su experiencia en la construcción de pianos, clavecines y clavicordios; su visión sobre la conservación y sobre la laudería es un poco más flexible no obstante conserva hábitos importantes cómo el registro y la justificación de los procesos que va a realizar. Como constructor se interesa más por los clavecines, aunque el destino laboral lo ha llevado a construir, reparar y restaurar muchos tipos de instrumentos.
        En este caso, no tuvimos la suerte de observar muchos instrumentos, únicamente fue  posible hacerlo con un pianoforte a la entrada del taller (próximo a ser restaurado), y dos clavecines que  estaban en una fase muy temprana de su edificación; es así que no pudimos conocer los mecanismos internos que componen a un clavecín directamente, aunque si pudimos conocer un poco sobre la caja de resonancia echa de madera.
       Las dimensiones de estos instrumentos los hacen difíciles de manipular, además de reducir ampliamente el espacio de trabajo; sin embargo, una caja de resonancia de un clavecín, oculta en la segunda sección del taller, se nos mostró de fácil acceso, por lo que Luis García se acercó a describir de qué se trataba.


        La caja, así como la estructura interna eran de pino, los ensambles a canto (donde se usó “pegamento de carpintero”), eran reforzados por pernos de madera; a los refuerzos y barras les redondeaba los cantos “para obtener una mejor transmisión del sonido”, nos comentó, ya que su teoría es que donde no hay ángulos no se interrumpen la propagación del sonido y por el contrario se mejora.
         Generalmente Luis García utiliza la misma madera para la tapa y la caja de resonancia, lo que varía son los espesores y formas en las barras estructurales y armónicas, y en los tipos de refuerzos u otros elementos secundarios; el resto de mecanismos internos no los vimos, pero Luis nos los comentó brevemente, empezando por decir que antes se usaban las teclas de hueso, pero ahora hay un plástico que incluso las supera en resistencia y durabilidad. En cuanto al mecanismo que sirve para plectrar las cuerdas nos mencionó que se hacía del cálamo de la pluma de un cuervo al principio, pero que hoy también existen plásticos en el mercado que sustituyen su presencia y mejoran su cualidades; el resto del mecanismo es de madera y tiene un funcionamiento tipo palanca, en el que al tocar la tecla  se levanta en su otro extremo jalando el mecanismo que hará bajar el plectro hacia la cuerda y luego regresa haciéndose para atrás sin tocar de nuevo la cuerda al subir.

Clavicordio (s.XVI)

       En cuanto a materiales no se ahondó mucho, pero el empleo de pino es muy común para Luis García, además compra sus teclados, mecanismos metálicos y cuerdas en Francia, generalmente de acero o de cobre. Una consideración importante en la que Luis hizo hincapié fue que la madera se debe preparar desde mínimo 7 meses antes, lo que obliga a los constructores de clavecines a anticiparse y tener su reserva de madera tratada y deformada según sus necesidades. En verdad que realizar un clavecín requiere de mucha paciencia, ya que se puede llegar a demorar hasta un año, e incluso más tiempo.
       Las herramientas con las que trabaja son variadas, y al igual que en el taller de Daniel Guzmán  no difieren de las de un carpintero, aunque en este caso si se apreciaba maquinaría más grande como tornos, cierra cinta, lijas eléctricas, entre otros, además de las herramientas mencionadas para el taller anterior.
        Había también un armonio, que desarmado, tapado y empolvado se mostraba distinto a los instrumentos que lo rodeaban, según comentó Luis, era una especie de híbrido entre un piano y un armonio, pero que ya pronto lo iba a comenzar a restaurar y por ende a saber más de su funcionamiento.

Andrea Castañeda Flores


El tercer laudero que nos permitió entrar a su taller fue Andrea Castañeda, dedicada a la reparación, restauración y construcción de violines; el recibimiento fue también muy cordial; Andrea de inmediato tomó un violín de la mesa de trabajo para comenzar a introducirnos a su mundo.
Nos mostró un violín antiguo (de principios del XX) que estaba trabajando, cuya problemática era que no había sido terminado por dentro y que por ende no podía explotar sus cualidades acústicas, por ello la parte interna de la tapa se estaba modificando para poder sacarle el sonido.
Aprovechando éste y otros violines que tenía desarmados, Andrea, nos explicó la anatomía y materiales con que se realizan estos instrumentos, para empezar las tapas armónicas se hacen de pino-abeto y el resto del violín se hace de madera de arce, algunas piezas como el puente se realizan de pino. La madera de la tapa, que es una de las partes más importantes en el violín y su sonido, debe tener un corte radial, así  presenta mayor orden en las estructuras anatómicas de la madera, el hilo esta acomodado de tal forma que el sonido se transmita continua y uniformemente; el brazo junto con la voluta no tienen un corte definido pero si son en plano longitudinal, esto le da resistencia al violín en contra de las presiones que ejercerán las cuerdas. En general las clavijas, el diapasón, y el cordal son de ébano, madera que es más dura y cuyo color oscuro da un bonito contraste con el resto del instrumento.
En la parte interna de la tapa va la barra armónica, desplazada aproximadamente a unos 19 milímetros del eje axial general, esta barra es la que carga con la responsabilidad de transmitir el sonido y de darle un timbre específico al violín, y como parte decorativa podemos ver los calados o “efes” que además son un lugar donde el sonido sale para propagarse por el aire. 
Cuando se arma un violín, es decir, después de que se unen la tapa y el fondo con los aros, se procede a colocar el alma, que es un pequeño fragmento de madera que proporciona solidez y soporte para soportar la enorme tensión a la que le someten las cuerdas, y por otro lado comunica las vibraciones que el puente transmite al resto de la caja de resonancia; el puente que se coloca sobre la parte exterior de la tapa.
Finalmente, las cuerdas y los tensores que se encuentran del cordal son de metal, aunque si el cliente lo pide las pueden ser de tripa. 
         Casi todos los violines presentes estaban para su restauración o para su reparación, pero Andrea sacó de un estuche (al otro lado del taller) un violín hecho por ella, hecho de las mismas maderas que los otros; nos explicó que las maderas son estándar al construir violines (pino abeto y el arce), y después de quedarse un poco pensativa dice “aquí no se puede usar la misma variedad de maderas que con las guitarras”, en primera porque el diseño y cualidades de los violines a través del tiempo no han cambiado mucho, y en segunda porque la experiencia de siglos ha encontrado ya que estas maderas son las que dan mejores resultados. De cualquier forma Andrea nos expresa que entre un violín comercial y uno artesanal, el artesanal lo supera en materiales, acabados y en calidad de sonido.
       Ansiosamente surgió la duda de si ella construía arcos también, la respuesta fue sorpresiva: no los hace, ya que se necesita tener un grado de especialización para elaborarlos, por lo que otras personas los realizan y se desarrollan y especializan a parte de los constructores de violines.
       En general sus herramientas de trabajo también son parecidas a las de un carpintero, pero lo cierto es que mucha de la herramienta fue modificada para adaptarse a las formas, tamaños y características de los violines.
       Después de conocer su taller la plática se tornó hacia temas de conservación, donde Andrea compartió con nocotros una reflexión a veces obviada por los conservadores y constructores, y que se resume en que la tarea de investigar sobre cada instrumento, así como sobre teoría, métodos y materiales de la restauración, es muy importante en la formación de un laudero; esto también implica realizar acciones como el registro fotográfico y gráfico, labor que Andrea sólo realiza en los instrumentos que más le interesan. 
     Después de estos ilustrativos recorridos, pude comprobar que efectivamente la manufactura está íntimamente ligada la calidad de la materia prima, el equilibrio que se alcance en estos está en función de la tecnología y el desarrollo de las habilidades del constructor. Por otra parte, casi la totalidad de los materiales son materiales orgánicos, madera, aunque también los hay de naturaleza animal, cómo el hueso para los botones o las incrustaciones; lo importante también es que generalmente la madera juega un papel en el que su función se distribuye entre la sonoridad, dar estructura, como recubrimiento y como ornamento; otros materiales como los metales o polímeros sintéticos tienden más a ser mecánicos y ornamentales.
       Hay poco lauderos en México, y todavía menos aquellos que se preocupan por aprender de la restauración de forma seria, en este caso, los lauderos visitados si han tenido acercamientos importantes con la conservación, por lo que su visión no es antagónica a la nuestra.
       El desarrollo de especialistas lauderos que sepan y se dediquen a la restauración se antoja muy necesaria, pero al parecer esto será parte de un proceso de evolución lento, sobre todo porque en México no hay tanto interés en la materia.

Fanny Magaña

viernes, 18 de marzo de 2011

El decálogo

Como a mucha gente que quiere superarse y no puede, a mi también me gustaría ser otra, pensar diferente, comportarme diferente, tener más cualidades que defectos, poder observar y analizar antes de actuar, reducir la producción de tanta pendejada que acostumbro hacer.
  
Desde pequeña pense que estudiar o dedicarme a la creación artística era lo que más quería (aun lo quiero), por azares del destino termine estudiando restauración...


Estudiar Restauración ha sido el reto más grande, he tenido que ponerme a prueba innumerables veces, y sobre todo ser tolerante; rodeada de personalidades totalmente antagónicas a la mia, paranoicos, obsesos, arrogantes, o simplemente personas que tienen más problemas que intelecto para resolverlos, siendo la escuela su catársis...... Tantas discusiones, desvelos, risas, odios, bromas, viajes, peleas por el baño, quejas de olores, y además tarea!!! Vaya, eso sin sumar que somos casi puras mujeres..... ahora sólo me falta un semestre y medio, para la liberación!!!!!!

Con base en lo anterior, y en otras cosas más, extiendo mi carta de peticiones a cualquiera de los entes superiores que puedan existir (dioses):

1. Quiero tener una cabello largo, ondulado y sedoso, sólo por vanidad.
2. Quiero madurez, para saber elegir a la gente que me rodea, o sea, que sean sinceros, honestos, musicales, y si se puede que sepan fumar marihuana (ha ha), ah y que disfruten igual de un canto gregoriano que de una rola de los Smiths... que no perfumen sus calzones antes de ponerselos.
3. Quiero un novio mucho más sensible, que no pretenda controlarme o cambiarme.
4.Quiero una nueva cama, que ya no tenga hoyo en el costado derecho pa que no me resbale por la noche hasta ahí y pueda dormir comoda y tendidamente.
5.Quiero un mayor corazón, para así dejar de sentir envidia, celos, corage irracional y todo eso, no quiero un corazón muy muy grande sólo quiero un poco más del que ya tengo.
6. Quiero que el pueblo mexicano cambie de modo de pensar, que guie sus pensamientos y actos hacia el progreso, esto me lleva inminentemente al número 7.
7. Quiero que desaparesca el reggaeton. (si este no se puede quiero un microscopio óptico)
8.Quiero una mamá trabajadora y con ideas modernas, ya me canse de que me agobie con las preguntas ¿Cuándo te vas a casar?, ¿Cuántos hijos vas a tener?, "eso no te conviene", etc., además a mis 23 años todavía no creo necesario pensar en cosas tan jodidas.
9.Quiero que retorne nuevamente el espiritu artístico: pintar, escuchar y tocar musiquita; que mis animos regresen y frecuente a mis viejos amigos. ya hace falta, es necesario!!!!
10. Finalmente que desaparescan los virus de la red!!! (Los motivos que tengo para desear ésto son muchos, muchos más de lo que estoy dispuesta a escribir...)

jueves, 17 de marzo de 2011

Pintura Romántica

He prometido muuuchas cosas para este blog, y no hago nada...   mientras dejo de nuevamente una serie de maravillosas pinturas románticas, muchas de ellas tienen influencias neoclásicas, otras realistas, y otras más naturalistas, donde el paisaje o la escenografía de la imagen juegan el papel más importante, pero esos si el dramatismo, la nostalgia, y los ambientes lúgubres inundarán nuestros corazones.

Ésta interesante corriente que invadió la literatura, la mentalidad y la producción plástica, aproximadamente desde finales del siglo XVIII y la primera mitad del XIX, llegó a su fin al establecerse el capitalismo. La burguesía que era la principal consumidora del romanticismo orientó sus intereses hacia la economía y la industria, dejando de lado (no por completo) su gusto por este arte.

LA PESADILLA (1781) Johann Heinrich Füssli


EL SILENCIO (1799-1801) Johann Heinrich Füssli

CUPIDO Y PSIQUE (1810) Johann Heinrich Füssli


LADY MACBETH CON LOS PUÑALES(1812) Johann Heinrich Füssli

TORBELLINO DE AMANTES(1824-1827) William Blake


EL INFIERNO DE DANTE (1824-1827) William Blake

EL GRAN DRAGÓN ROJO Y MUJER VESTIDA DE SOL (1806-1809) Willian Blake

LA CATEDRAL DE SALISBURY (1824) John Constable

LA ESCLUSA (1824) John Constable

PLAYA DE BRIGHTON (1824) John Constable

ANIBAL Y SU EJERCITO CRUZANDO LOS ALPES(1812) William Turner

EL INCENDIO DEL PARLAMENTO (1834) William Turner

LLUVIA; VAPOR Y VELOCIDAD (1844) William Turner

LA BALSA DE MEDUSA ((1819) Theodore Gericault

LA MATANZA DE QUIOS (1824) Eugene Delacroix

LA MUERTE DE SARDANÁPALO (1827) Eugene Delacroix

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO (1830) Eugene Delacroix

LAS DOS HERMANAS (1843) Theodore Chassériau

LA MAJA DESNUDA (1800) Francisco de Goya

LA MAJA VESTIDA (1800) Francisco de Goya

viernes, 17 de diciembre de 2010

Al lado del camino



Somos cobardes los seres humanos, cuando alguien nos daña profundamente o cuando herimos a alguien en los sentimientos, no damos la cara.

La mujer con la que fui engañada nunca dio la cara, ni yo se la di, supongo que mi autoestima estaba dañada y pensaba que por algo había sido elegida como la "sustituta". Por un lado, y por el otro, nada justificaba que hubiese hecho lo que hizo, no merecía mi atención.

Luego yo herí, pero tampoco di la cara, tengo millones de formas de justificar mis dos errores, una la de la letargia que me dejó haberme roto el corazón de esa forma, otra la soledad y tristeza que sentía lejos de casa, otra la necesidad de comprobar que el amor no existe, etc.......

La "herida" tampoco dio la cara... soy "Lucie", lo único que se.

El comportamiento humano no sólo tiene bases biológicas, sino otras intrincadas formas que se asemejan más a la locura... El amor es una de ellas, ya sea triunfante o decepcionante [he vivido intensamente ambas] deja un buen sabor de boca experimentarlo.

Insulsos son muchos de los comentarios de gente joven, de gente con poca experiencia y de mucho ego, arrogante gente liberal que sin querer tiene una concepción conservadora del amor, el católico eterno. Ella cuadra con esta descripción. Yo cuadraba... pero me retiré hace tres años, no me interesa arderme, dolerme, carcajearme, disfrutar, nada relacionado con los errores del pasado...(no es lección de moral, es reflexión personal)

¿"INGRATA"? por qué, gracias no le tengo que dar de nada, ella no me ha dado nada de nada... creo que erró su término, ni disculpas debo pedir creo yo,aunque tal vez una disculpa por haberla afectado durante mi "proceso de experimentación" sería cortés. ¿Por qué no dar disculpas más allá? Porque me dejó mucho esa experiencia:

1. Barcos que se estrellan en la nada:

Cuando yo estaba rota del corazón, mi salvación era creer en el amor gracias a que ellos se amaban pese a los 5 años  y a la distancia (irónicamente había fallas que no veía por mi propia distancia). Ella sentía una seguridad sobrenatural puesto que el no es guapo y tiene una personalidad rara, por lo que no le quedaba de otra más que estar con ella. No cuidar lo que supuestamente ya es nuestro, es un grave error... claro son suposiciones mías, nada me consta.

2. Debilidad de la carne:

Tal cual,  la tentación de algo nuevo a él le hizo flaquear, y la soledad de su servidora también. Lo que significa que todavía se puede caer más abajo.

3. Paralelepipedo :

La carne y el amor son cosas diferentes pero paralelas. Una vez enamorado, un hombre no deja a su mujer, sólo busca aventura pasajera.

4. Non Sense

Después de lo mio, no "cualquiera" iba a ganarse mi cariño verdadero. Yo también lo usé.

5. Amor nouveau

Romper esquemas prefabricados por una cultura bipolar que va de lo religioso a lo comercial. Replantee muy enserio mi visión del amor.

6. Poesía

Dejé que su aparente "pasión desbordada" me permitiera escribir,  hermoso es escribir y tener historia amorosa literaria, pero nada de mucha trascendencia...

7. Inseguridad

No vale absolutamente nada preocuparse por la fidelidad de la pareja, la persona que te procura nunca se va a atrever a hacer algo así, y si se atreve hay dos caminos, o te alejas (no vale la pena) o te relajas y perdonas... (yo siempre elegí la primera opción). Pero que quede claro, hay de personas a personas, no todos los hombres son misóginos-patanes del mal, existen aquellos que cometen errores nada más...

8. Ojo escrutador

Se sincero con uno mismo es lo más importante, muchas veces no queremos a una persona, más bien sentimos que es nuestro territorio. Siento que esta mujer (que ya lo ha engañado con otros hombres) sólo sintió un golpe en el ego, pero nuevamente son suposiciones.

A mi me pasó, yo he tenido el privilegio de que me quieran hasta el infinito, y aun así yo no querer a la persona, pero sentirme su DUEÑA si!! Sólo mio, me tiene que adorar a mi, besar sólo a mi, todo yo! y duele cuando ya no es así, pero duele el orgullo... no así el corazón. A otro perro con ese hueso mujer.

Ingrata no soy, soy una mujer que comete errores, que nunca son con la intensión de lastimar a alguien, por eso, este problema es muy ajeno a mi, aunque me involucra desde luego que si.

Si existe el Karma, ya no me toca a mi: ya me hicieron lo mismo y sufrí terrible, ya perdí a mi padre y casi pierdo a mi madre, aprendí a no hacerme la fuerte, por eso ahora también admito que equivocarse es parte de crecer. Si el karma existe, yo soy el karma de ella. Por lo demás, he iniciado una vida libre de mentiras, seguramente se lo diré a mi verdadero ÉL, ya que no le afecta, cuando sucedió lo que en aquel momento hicimos llamar "nuestra circunstancia" yo era mujer libre, no engañe a nadie ni traicioné a la gente que quiero.

Lo iba a publicar en cierta red social, pero como soy cobarde igual que ella, mejor no...




sábado, 11 de septiembre de 2010

A picture is like a window

This is the first post in which i´m not using my mother language, but i consider that is good practice for me, and because these pictures may have a truly spirit, who, can may me write in other language to share them to more people, in a supposedly universal language (thats all). I finish this aclaration for begin with this terrific group of photographs taken in the United States of America at the end of the thirty´s and the beggining of the forty´s of the twentieth century.

These pictures shows an amazing combination of colors, the real people who appears portrayed have an atmosphere quite and familiar but at the same time a little sad and dark sensation seems to go out of their gaze. The quotidianity is the constant scene, and some times the exhaustion who represents live in a poor side of the folk.







































































If you want to see more, or know more about the Photographer, the year, and the place of these photos follow this http://extras.denverpost.com/archive/captured.html